Saltar al contenido

Escariadores

Reamer

El escariado es un proceso fundamental en cualquier taller de mecanizado, de mecánica o para cualquier manitas que necesite un agujero perfecto en el metal.

¿Qué es un escariador?

El escariador es una herramienta de gran precisión que nos sirve para pulir y calibrar agujeros ya hechos en metal con una broca anteriormente. Es una herramienta de forma cilíndrica, similar a una broca, normalmente es de acero rápido. Sus dientes están templados para que no sufran desgaste y pueden estar tallados de forma recta o helicoidal. Su diámetro está calibrado para realizar ajustes precisos con tolerancias H7. Ver tipos de tolerancias aquí.

¿Para qué sirve?

Un escariador no sirve para taladrar ya que su forma no lo permite. Únicamente lo podemos usar para rectificar y pulir agujeros. Es muy común verlo es talleres de mecanizado y es un complemento ideal para un torno CNC o una fresadora de CNC.

¿Cómo se usa?

Los escariadores tienen una capacidad de trabajo mínima y máxima, por lo que no solo debemos saber cual necesitamos, si no que también debemos saber que diámetro de broca usar y esto viene dado por una fórmula.

d= 0,99 x D – 0,2 mm

d= Diámetro a taladrar previamente
D= Diámetro de escariador que necesitamos

Por ejemplo, si necesitamos un agujero de 10 mm, multiplicamos 10 x 0,99 y luego le restamos 0,2 mm. Lo cual nos da 9,7 mm de agujero que debemos hacer antes del escariado.

Estas cifras no son una norma, ya que cada fabricante puede tener las suyas propias porque su escariador puede arrancar más o menos material.

Una vez que tenemos todo listo, el mecanizado se realiza igual que si usamos una broca, colocamos el escariador en el taladro y una vez que empieza a girar (consultar velocidades al fabricante), lo introducimos, sin hacer mucha fuerza, por el agujero en perpendicular, ya que de no hacerlo así lo más seguro es que se rompa.

Tipos de escariadores

Ya hemos hablado de los escariadores cilíndricos, pero también existe la necesidad de pulir y rectificar agujeros cónicos, y por eso también existen los escariadores cónicos.

Escariadores cónicos

Angle reamer

Cuando necesitemos escariar un agujero cónico, debemos conocer su diámetro menor «d», su diámetro mayor «D» y el largo «l» del resultado final, para saber que escariador necesitamos ya que existen muchos modelos.

Labios

Se pueden encontrar con distinta cantidad de labios, desde 2, hasta 6 y con distinta longitud, independiente de la longitud total de la herramienta.

Mangos

Al igual que en las brocas, podemos encontrar distintos tipos de mangos. Mangos con enganche tipo morse de distintos tamaños según el diámetro del escariador y mangos rectos universales para cualquier portabrocas. En el caso de los escariadores cónicos, también existen con mangos para utilizar a mano.

Conical reamer

Hasta aquí la clase de hoy sobre escariadores, si tienes alguna consulta puedes enviarnos un email aquí.

Y para estar al tanto de todas la novedades, puedes suscribirte a nuestros emails. Recuerda que te puedes dar de baja cuando quieras. Un saludo!