Saltar al contenido

¿Qué es?

El galvanizado es un proceso muy común en la industria metalúrgica para proteger al acero de la oxidación y la corrosión. Aunque se confunde mucho con el zincado, no son lo mismo. Aquí te explico sus diferencias. Vamos a ver ahora sus características.

Tipos de galvanizado

Se pueden diferenciar 2 tipos de galvanizado en la industria:

Galvanizado en frío

El galvanizado en frío es un proceso electrolítico, también llamado de electrodeposición, por el cual se recubre el acero al carbono de una película protectora de unas 80 micras de espesor. Se consigue sumergiendo a la pieza en una solución de sales metálicas especificas para este proceso, junto con un ánodo de zinc, en un baño con corriente continua.

Galvanizado en caliente

El galvanizado en caliente, tiene un proceso distinto al galvanizado en frío. Aquí se sumerge la pieza en un baño de zinc fundido a una temperatura de 450 ºC. Es el sistema más recomendado para acero que va a estar en zonas con una contaminación muy abrasiva o muy cerca del mar.

Es un proceso muy asequible si lo comparamos con otros materiales como es el acero inoxidable que también se puede utilizar en las mismas condiciones. Con la ventaja que el proceso de fabricación anterior al galvanizado, es mucho más barato al ser un metal mucho más maleable.

Características del galvanizado en caliente

Una vez que sumergimos el acero al carbono en el crisol de zinc a 450 ºC, se produce una reacción por la cual el zinc se adhiere a la superficie, creando varias capas, a cada cual más dura cuanto más cerca del acero estamos. Este proceso está regulado por la norma ISO 1461. Puedes encontrar más información es este PDF de APTA (Asociación para la Promoción Técnica del Acero).

Procesos

Como es lógico, los procesos de producción para el galvanizado en frío o en caliente, son distintos.

Galvanizado en caliente

Como bien se puede ver en la imagen, que se puede encontrar en el PDF de APTA, el proceso de galvanizado en caliente tiene varios pasos, de los cuales, no se puede evitar ninguno, todos son necesarios.

  1. Desengrase y lavado: Primer proceso por el cual limpiamos superficialmente cualquier aceite o grasa que tenga el acero con un producto alcalino específico. Después lo pasamos por agua para lavarlo.
  2. Decapado y lavado: Como ya explicamos en esta otra publicación, el decapado con ácido clorhídrico elimina impurezas y cascarilla que pueda tener en acero en su superficie para que el zinc se adhiera correctamente. Después se lava para el siguiente paso.
  3. Baño de sales, secado y baño de zinc: Aquí se se aplica la capa protectora al sumergir el acero en el crisol de zinc a 450 ºC. Posteriormente se enfría en un baño de agua.

Galvanizado en frío

El proceso de galvanizado en frío es bastante similar ya que también necesita del proceso de desengrase y decapado. Posteriormente se sumerge en un baño electrolítico de zinc y se lava posteriormente.

Vida útil del galvanizado

Galvanizado en caliente

El galvanizado tiene una vida muy larga hasta que empieza a oxidarse. Podemos hablar de hasta 100 años en un entorno sin contaminación y sin ningún tratamiento de mantenimiento como puede ser en el rural, pero lejos de explotaciones agrarias ya que este ambiente es muy corrosivo.

En entornos como la ciudad donde la contaminación puede ser de nivel medio, hablamos de una duración de entre 40 y 80 años.

Para entornos marítimos, la duración se reduce hasta unos 20 o 40 años, dependiendo de si solo sufre la humedad marítima, o si también sufre salpicaduras o es sumergido en agua marina.

Galvanizado en frío

Los años de vida del galvanizado en frío se reducen por el tipo de tratamiento superficial que es. Podemos estimar que su vida útil es un 25% más corta aproximadamente si la comparamos con el galvanizado en caliente. Puede ser perfectamente útil dependiendo de la protección que necesitemos.

Hasta aquí la lección sobre galvanizado. Espero haber solucionado tus dudas sobre el proceso y cual es la diferencia entre los distintos procesos.

Suscríbete para no perderte ninguna novedad, cursos o promociones que vamos lanzando.