Saltar al contenido
cadena latonada

El latonado es un proceso electrolítico por el cual se recubre una pieza de acero, zamak o cobre con latón, para así evitar que se oxide con el tiempo, además se consigue un acabado superficial con mucho brillo, por lo que normalmente se usa para la decoración ornamental, bisutería o instrumentos musicales, ya que tiene un color dorado, similar al oro.

El proceso de latonado comienza con una capa de Níquel para ayudar a conseguir un acabado brillante. Después se aplica una capa de latón, que es una aleación de cobre y zinc.

Latón o latonado

El latón es un metal blando que según su uso, está desaconsejado ya que es fácilmente deformable, pero eso hace que sea muy mecanizable, por lo que dependiendo de su fin, optaremos por una u otra opción.

Un elemento de acero recubierto de latón, además de ser más barato, tiene mayor durabilidad en ambientes secos, ya que la humedad provoca oxidaciones de color rojo. Esta es su mayor desventaja frente a otros acabados superficiales como es el zincado o el bicromatado.

Podemos saber si una pieza es de latón o está latonada con un simple imán, si se pega el imán es que la pieza no es de latón, si no que seguramente sea de acero dulce. Si el imán no se pega puede que sea de latón o de otro material no ferroso, como el cobre o el zamak.

Otros acabados superficiales