Saltar al contenido
templado a forja

¿Qué es el templado de acero?

El templado es una técnica para el endurecimiento del acero una vez conformado, ya que después es mucho más difícil debido a la alta dureza y resistencia al arranque por viruta que consigue.

¿Cómo se hace?

El proceso de endurecimiento es un tratamiento térmico, por el cual se aplica calor al acero elevando su temperatura de forma controlada. Una vez alcanza la temperatura ideal (esta varía según el tipo de acero), se enfría rápidamente de diversas formas, con aire, agua, aceite o salmuera, cada forma tiene sus ventajas e inconvenientes que te detallo más abajo.

Los pasos para el templado son:

  1. Elevar temperatura: El primer paso consiste en elevar la temperatura según el acero que tratemos. La temperatura puede variar bastante, desde 500º a 950º.
  2. Bajar temperatura: El siguiente paso es bajar la temperatura rápidamente con un líquido normalmente.
  3. Revenido: El revenido es el último paso y se realiza para corregir posibles fisuras internas del acero después de ser templado haciéndolo más tenaz.

¿Que metales se pueden templar?

Aunque a simple vista todos los aceros se parezcan entre si, internamente, su composición puede variar bastante de unos a otros, lo que provoca que no todos se comporten igual a los tratamientos térmicos. Así cuando compremos acero, debemos conocer que tipo estamos comprando para saber que dureza tiene y que dureza va a conseguir después de templarlo, y por supuesto, como templarlo exactamente, ya que según su composición, necesitaremos subirlo a una temperatura o a otra.

Tipos de templado

Se puede templar el acero de diversas formas según las máquinas de las que dispongamos.

  • Forja: Es el sistema más antiguo, el templado a forja se realiza introduciendo la pieza en unas brasas realizadas con carbón, entonces según el color que consigue cuando está al rojo vivo, podemos saber bastante con bastante precisión a que temperatura se encuentra y si es el momento ideal de comenzar el enfriamiento.
  • Horno: Es un sistema mucho más moderno, podemos encontrar hornos de gas o eléctricos para calentar el acero y saber de forma electrónica la temperatura de este con mucha más precisión que en la forja.
  • Inducción: Un sistema de calentamiento muy rápido y limpio ya que con electricidad mediante inducción (como en las cocinas pero más potente), podemos poner al rojo vivo una pieza en cuestión de segundos.


En este vídeo se puede ver como por inducción se calientan los dientes de este enorme engranaje y según se ponen al rojo vivo, ya se está enfriando con líquido.

¿Con qué se puede enfriar el acero?

Las posibilidades para enfriar el acero son varias, tenemos que tener en cuenta que este proceso debe ser rápido, si no el temple no sería efectivo y tendríamos un acero igual que antes del proceso.

  • Aire: Se puede realizar con aire frío a presión que lleve el acero a la temperatura ambiente en pocos segundos.
  • Agua: Es una opción que parece lógica, pero el agua aporta dureza pero a la vez fragilidad a un golpe al acero por la excesiva velocidad en enfriamiento.
  • Aceite: Es la opción más utilizada ya que la velocidad a la que baja de temperatura del acero proporciona la dureza ideal y menos fragilidad que con el agua.
  • Salmuera: La velocidad de enfriamiento también es alta, pero sin aportar la fragilidad que si lo hace el agua, pero es un proceso más caro por la necesidad de tener que controlarla más a menudo.

Austempering

El Austempering es un sistema de templado distinto a los anteriores. Este proceso se realiza es aceros con un alto índice en carbono mejorando sus características de dureza y de fragilidad.

El enfriamiento de este proceso se realiza en un baño de sales o en un crisol de plomo hasta los 450º, esperamos hasta que se realice un proceso por el cual conseguimos bainita, y finalmente se deja enfriar al aire.

Se realiza para piezas que sufrirán mucho rozamiento como pueden ser engranajes helicoidales.

Conclusión

El templado es un proceso que si lo queremos realizar con precisión, necesitaremos muchos datos, como que acero es, que enfriamiento nos viene mejor, que función va a realizar el acero después, etc.

Hasta aquí la publicación sobre el temple de acero. Si no te quieres perder ninguna, síguenos en Facebook o suscríbete a nuestros email donde también recibirás noticias sobre promociones de cursos. Un saludo plasmador!