Saltar al contenido

Tipos de brocas

¿Pero una broca no es para hacer un agujero y ya está? Pues si, pero no.

Hoy vas a entender porque debes usar un tipo de broca u otro dependiendo que vayas a taladrar. Además te dejamos algún ejemplo para tener en casa por poco dinero.

¿Qué es una broca?

Hasta aquí llegamos todos, una broca sirve para hacer agujeros en materiales como metales, maderas, plásticos o hormigón, colocándola en un taladro para que al girar arranque material.

¿Qué tipos de brocas hay para cada material?

Podemos empezar a catalogar las brocas por los materiales a agujerear o taladrar. Como diferencia común, podemos ver que cada punta es distinta, especialmente diseñada para el material que está pensado trabajar.

Brocas para metal

Seguramente son las más conocidas por todos. Las hay de distintos colores según el material del que están construidos. (Ver tipos de brocas según calidades.)

Por lo general siempre tienen 2 filos de corte, aunque se pueden encontrar algunas de 3 o de 4 filos.

Se usan para taladrar aceros y aluminios, pero también se puede ver como se usan para hacer agujeros en madera ocasionalmente. Pero para madera ya existen unas especiales si vas a hacer muchos agujeros.

Brocas para hormigón o para la pared

Se caracterizan por tener la punta diferente a las de metal, ya que está reforzada con acero templado o diamante industrial, para que al trabajar contra el hormigón, esta pueda aguantar sin desgastarse rápidamente.

También existen diferentes formas en el canal de salida de material, pudiendo ser tradicional como el de la foto, o mucho más pronunciado para sacar más hormigón. Esta característica es habitual en brocas profesionales para muchos usos.

Aparte de encontrarla de diferentes diámetro para según que agujero necesitemos hacer, también podemos encontrarlas de varios largos, para trabajos concretos, aunque obviamente, también son más caras.

Un inconveniente que tienen, es que no son de fácil afilado como las brocas de metal.

Brocas para madera o plásticos

La punta de estas brocas es muy característica ya que tiene un ángulo de ataque negativo, es decir, primero corta por el exterior y según vamos avanzando, corta el interior del agujero. También podemos observar que antes de nada, hace un agujero inicial más pequeño para poder centrar el corte y que no se desvíe.

En comparación con la mayoría de materiales, la madera es lo más blando y frágil que puedes taladrar debido a que está compuesta por fibras, no en un solo y compacto material, lo que provoca que se pueda romper o quemar al no soportar temperaturas tan altas como el metal. Por eso es que debemos usar brocas especiales que hagan cortes limpios, ya que si usamos una broca de madera, podemos llegar a quemar la madera.

 

Brocas de escalón

Una gran solución para taladrar chapa sin tener que tener un juego entero de brocas o para no tener que estar cambiándola cada poco, son las brocas de escalón, que como su nombre indica, tienen escalones, cada uno de un diámetro concreto para poder hacer agujeros más grandes cuanto más la introducimos en la chapa.

La broca de la fotografía, puede hacer desde 4 mm hasta agujeros de 32 mm de 2 en 2 mm, pero existen diversos tamaños y escalones según nuestras necesidades.

 

Broca de vidrio

Un tipo de broca muy poco común de encontrar ya que sus usos son muy escasos. ¿Cuántas veces necesitasteis hacer un agujero en un cristal? Yo, la verdad, es que nunca. Pero eso no es motivo para que no las expliquemos.

Sus labios de corte están recubiertos de diamante industrial, ya que no arranca material como podrían ser las de metal. Consiguen su fin lijando el cristal para que este no parta debido a su gran fragilidad.

Tipos de brocas según su calidad

No todas las brocas para el metal son del mismo material y claro está que las hay mejores y peores.

Broca HSS

Son las más comunes, se reconocen fácilmente por su color ya que son muy oscuras, casi negras.

Para usos esporádicos y materiales no muy duros como el acero blando al carbono, son las mejores, ya que son de bajo precio y ofrecen una buena durabilidad y calidad de corte. Para materiales más duros como el acero inoxidable, también se pueden utilizar pero necesitaremos refrigeración por taladrina, además su filo se estropeará con rapidez.

Broca de cobalto

Se caracterizan por tener un color amarillento. Existen con más o menos proporción de cobalto, entre un 5% y un 10% es lo más común.

Son ideales donde se van a realizar muchos trabajos sobre materiales duros como el acero inoxidable, además tienen la gran ventaja que no es imprescindible lubricarlas para un buen funcionamiento y una larga vida de la broca.

Hasta aquí la clasificación de las brocas.

Suscríbete para no perderte más clases, cursos y promociones que iremos lanzando. Un saludo!